Hospital Posadas

Otorrinolaringología (ORL)


Implante coclear

El Implante Coclear es un transductor que transforma las señales acústicas en señales eléctricas que estimulan el nervio auditivo. Estas señales eléctricas son procesadas a través de las diferentes partes de que consta el Implante Coclear, las cuales se dividen en Externas e Internas:

Externas: Micrófono (1): Recoge los sonidos, que pasan al Procesador. Procesador (3): Selecciona y codifica los sonidos más útiles para la comprensión del Lenguaje. Transmisor (4): Envía los sonidos codificados al Receptor (5).

Internas: Receptor-Estimulador (5): Se implanta en el hueso mastoides, detrás del pabellón auricular. Envía las señales eléctricas a los electrodos. Electrodos (6): Se introducen en el interior de la cóclea (8) (oído interno) y estimulan las células nerviosas que aún funcionan. Estos estímulos pasan a través del nervio auditivo (7) al cerebro, que los reconoce como sonidos y se tiene -entonces- la sensación de "oír".

Ambas partes (externa e interna) se ponen en contacto por un cable (2) y un imán (4). Prácticamente todos los Implantes Cocleares actuales corresponden a la descripción que se ha hecho hace un momento. Hay diferentes marcas en el mundo. Algunas de ellas, las más antiguas, eran monocanales; es decir, tenían un solo canal o un solo electrodo. Los primeros Implantes en el mundo son de los años cincuenta.

Actualmente, se implantan multicanales y la tecnología entre unos y otros (de los que hay en el mercado) es muy parecida, aún cuando entre unos y otros existen diferencias técnicas. Las diferencias más visibles son el tamaño del procesador (petaca o retroauricular) y el tipo de pilas usadas para su alimentación: pilas normales de 1,5 V, recargables, tipo boton...

Respecto a los monocanales; evidentemente no puede dar la misma información un solo electrodo que varios y cuando se ha atacado al Implante -nos referimos a los usuarios postlocutivos- de que no da mucha información, quizá debería puntualizarse de qué generación de Implantes hablamos, puesto que como decíamos antes, los Implantes Cocleares actuales dan una información muy cercana a la envolvente de la palabra.

Limitaciones de un implante coclear y factores que se tienen que tener en cuenta:

TIEMPO
Los pacientes deben aprender a interpretar los sonidos que reciben; para esto se necesita tiempo.
DEPORTES
Se pueden practicar deportes, siempre que se cuiden los golpes (quizá el fútbol sea uno de ellos y es recomendable que se saquen la unidad exterior). Pero nos consta que hay chicos y chicas que patinan o esquían, por ejemplo. Por supuesto, no se puede nadar con la unidad exterior del Implante, igual que a nadie se le ocurriría hacerlo con un audífono (sacándoselo, problema acabado)
AEROPUERTOS
Al contener en su interior materiales metálicos y magnéticos que pueden ser detectados por los sistemas electrónicos de control, hay que pasar por fuera de los controles de los aeropuertos o aduanas (al igual que ocurre con una persona que lleva un Marcapasos). Durante las operaciones de despegue y aterrizaje, en un vuelo de avión, hay que desconectar el Procesador ya que puede provocar interferencias.
PRUEBAS MÉDICAS
La Resonancia Magnética nuclear no debe realizarse en la zona de la cabeza; pero esto también ocurre a las personas que llevan prótesis dentales.
DESCARGAS ELÉCTRICAS
Se han dicho muchos disparates sobre los Implantes Cocleares pero uno de los mayores es el de que atraen a los rayos de las tormentas atmosféricas. NO EXISTE NINGUN PELIGRO EN CUANTO A LOS RAYOS O A LAS TORMENTAS.

Audífonos implantables

Dentro de los audífonos implantables utilizados por el servicio, se encuentran el Vibrant Soundbridge, y el BAHA.

Vibrant Soundbridge: Es una alternativa innovadora respecto de los dispositivos audiológicos convencionales. Está diseñado para individuos que presentan hipoacusia neurosensorial leve a severa, y en hipoacusias conductivas o mixtas.

BAHA: Desde 1977, el sistema de implante auditivo osteointegrado, ha probado ser exitoso en mas de 40000 pacientes en todo el mundo. El sistema combina un implante y un procesador de sonido, y ha dado muy buenos resultados para cierto grupo de pacientes, particularmente aquellos que presentan pérdida auditiva conductiva, mixta o perceptiva unilateral. El éxito del Baha radica en la osteointegración lograda entre la prótesis de titanio y el hueso craneal. La colocación del baha implica una procedimiento quirúrgico mayor, con anestesia general con pasos específicos, para lograr con éxito el proceso de osteointegración ya mencionado.