Hospital Posadas

En el marco del segundo juicio por los delitos de lesa humanidad cometidos en el Hospital Posadas durante la última dictadura cívico militar, en el día de ayer se produjo el veredicto que lo declara culpable de torturas y asesinato, producidas a trabajadores en las dependencias del mismo.

El 28 de marzo de 1976, cuatro días después del Golpe de Estado, el hospital fue ocupado militarmente. Un grupo paramilitar, autodenominado SWAT, se apropió del Chalet (antigua casa del Director, ubicada en le predio del nosocomio) bajo la tutela de las nuevas autoridades impuestas por la Junta Militar. Trabajadores y vecinos del hospital fueron detenidos ilegalmente y llevados allí, donde fueron privados de su libertad en pésimas condiciones y torturados; en algunos casos no se los volvió a ver. Dentro de los límites de un centro de vida, funcionó un centro de muerte: los SWAT, abiertamente hostiles, se adueñaron de los pasillos, cargando armas dentro del hospital, hostigando, deteniendo y torturando a trabajadores y vecinos, muchos de los cuales siguen desaparecidos.

Fue después del fallo del 2×1 que se dio a conocer el año pasado, que el nombre de Luis Muiña tomó estado público, ya que sería el primer caso que se pretendía aplicar este beneficio.

A partir del masivo repudio de la sociedad, hecho lo que influyó en la decisión posterior del máximo tribunal, se movilizó este nuevo juicio, iniciado el 18 de mayo, que posibilitó que Muiña volviera a la cárcel después de casi un año de libertad y que fuera condenando a prisión perpetua.

En este nuevo juicio, Muiña fue imputado por los homicidios de Jacobo Chester y el Dr. Jorge Mario Roitman, ambos trabajadores del Hospital.

En el día de ayer, el tribunal integrado por los jueces Jorge Alberto Tassara, Julio Panelo y Néstor Guillermo Costabel, lo declaró culpable.

El viernes 1 de junio se celebró la segunda audiencia del juicio oral denominado POSADAS 2, en el que se debate la acusación contra los genocidas Muiña y Argentino Ríos, por los casos de los homicidios de las víctimas Jacobo Chester y Jorge Roitman y en el caso de Ríos también por las privaciones ilegales de libertad y tormentos de Julio Cesar Quiroga, Gladys Cuervo, Jacobo Chester, Jorge Roitman, Marta Graiff y Jacqueline Romano, hechos por los que había sido llevado a juicio Ríos en Posadas I, pero que en aquel momento fue excluido del juicio oral por temas de salud.

El primer tema a resolver por los jueces del tribunal Oral Federal 2 integrado Jorge Alberto Tassara, Julio Panelo y Néstor Costabel, fue el planteo de nulidades de las acusaciones hechas por el defensor oficial de Luis Muiña. Este planteo, después de escuchar al fiscal Pablo Ouviña y al abogado de las querellas Chester-Roitman (Pablo Llonto), fue rechazado por los jueces, bajo el argumento de que las cuestiones objetadas serán apreciadas parte integrante del debate oral.

Posteriormente se llamó a declaración indagatoria a los imputados quienes hicieron uso del derecho a no declarar, realizando sólo manifestaciones generales de inocencia y remitiéndose a sus declaraciones indagatorias de los años anteriores en la que también los genocidas eludían sus responsabilidades manifestando que sólo eran empleados no afectados al grupo operativo SWAT.

Finalmente declararon Zulema Chester y Alejandra Roitman, hijas de los trabajadores asesinados, quienes dieron cuenta de los hechos de secuestro y los detalles de los operativos y de la represión general dentro del Hospital Posadas, a lo que sumaron el relato de quienes fueron testigos en el Hospital de los tormentos y del clima de terror generado por el grupo de tareas que integraban Muiña y Ríos. También se refirieron al reconocimiento de Muiña por parte de familiares de las víctimas. En la última parte del testimonio cada una de ellas brindó detalles de los hallazgos de los restos de sus padres, en particular de lo ocurrido el pasado diciembre cuando en las cercanías del Chalet se hallaron restos de Jorge Roitman.

La audiencia continuará el próximo viernes 8 de junio cuando declaren a partir de las 11 hs. Patricia Bernardi del Equipo de Antropología, 11.30 Marta Lifsicas, a las 12.00 Carmen Alicia García Otero de Sabio y 12.30 Carlos Juan Apezteguía

Las audiencias se realizan en Comodoro Py 2002 (Retiro) en la sala SUM subsuelo.

El pasado viernes 18 de mayo, se dió inicio en los tribunales de Comodoro Py, al segundo Juicio por los trabajadores detenidos desaparecidos del Hospital Posadas durante la última dictadura militar, correspondiente a la “Causa N° 2315 caratulada ‘Muiña, luis y otros/ inf. inf. Art. 80, inc. 2 del C.P”.

El juicio se reanudará el próximo 1 de junio a las 11, en el Tribunal conformado por los Dres. Jorge Tassara, Julio Paneto y Nestor Costabel, que deberán informar si aceptan o rechazan el pedido de nulidad del juicio solicitado por la defensa de los imputados. Ese día se prevé asimismo, la declaración de los dos acusados y los testimonios de las hijas de Jacobo Chester y el Dr. Jorge Mario Roitman.