Hospital Posadas

PROGRAMAS DE RESIDENCIA PARA DESCARGAR

Residencia de Clínica Médica Servicio de Clínica Médica Hospital Nacional Profesor Alejandro Posadas Ministerio de Salud de la Nación PROGRAMA DE FORMACIÓN - AÑO 2012

Fundamentación del Programa: formar un médico clínico

La clínica médica es una de las especialidades básicas de la práctica de la Medicina.

Haciéndola sinónimo de Medicina Interna vemos que las primeras menciones a ella aparecen en la literatura médica alemana en la década de 1880 y nace como un intento de aumentar el nivel científico de la medicina clínica general, basándola en los conocimientos derivados de la fisiología y bioquímica.

En el cumplimiento de los objetivos propios del médico, el internista es el encargado de proyectarse a la totalidad de los problemas de quien lo consulta y de ser el coordinador y máximo responsable de la atención del paciente que es visto por otras especialidades de la clínica. Estos, sin el internista o médico especialista en clínica médica, pueden provocar que el paciente tenga un médico distinto para cada problema de salud que lo aqueje y ninguno que en realidad lo vea como una persona única e indivisible. En parte, algo de esto ocurrió en la segunda mitad del siglo XX, llegando a considerarse al clínico casi sólo como el encargado de derivar a los pacientes al especialista correspondiente delegando totalmente en ellos las principales decisiones diagnósticas y terapéuticas. Afortunadamente la función del clínico se revalorizó en las últimas 2 ó 3 décadas, en parte por una demanda de la misma sociedad, y recuperó en buena medida su rol cardinal no sólo en la atención de la patología médica sino también en su prevención. Nuestro hospital y nuestro servicio en particular acompañaron y protagonizaron esta revalorización.

Podemos decir que la clínica médica es una especialidad de larga tradición en la que rige el principio de que ninguna enfermedad o problema clínico del adulto, desde la juventud hasta la ancianidad, es ajeno a la incumbencia y responsabilidad de quienes la practican. Su campo de actuación se deriva de sus principales valores, en especial su visión integradora y uppolivalencia, centrándose en la prevención, detección precoz y asistencia de todas las enfermedades que pueden afectar a un adulto con especial énfasis en aquellas de mayor prevalencia. Esto además conlleva la necesidad de incorporar el conocimiento suficiente de los Sistemas y Políticas de Salud que se implementan en el medio que actúa, así como una concientización acerca de la importancia de los factores familiares, sociales, culturales, económicos y comunitarios que afectan la salud no sólo de cada individuo sino, de la población en general.

El médico Residente de Clínica Médica de nuestro servicio debe adquirir las competencias necesarias para ser el encargado de mantenerse como referente y guía de sus pacientes tanto en la atención ambulatoria como durante cualquier eventual internación. Deberá internalizar que su misión como clínico será orientarlos y apoyarlos en la toma de decisiones desde la consulta más elemental hasta la decisión más compleja (una cirugía coronaria o un transplante de órgano) y también asistirlos en las situaciones asociadas al final de la vida aplicando su saber con comprensión y afecto.

Si bien la vastedad de los conocimientos que se producen y publican cada día con frecuentes modificaciones de criterios, hace prácticamente imposible el dominio en profundidad de todos los ámbitos de la medicina interna, el esfuerzo de permanecer actualizado debe estar incorporado a la conducta de un clínico desde el comienzo de su residencia. Desde luego no sólo podrá sino que deberá en muchas ocasiones realizar consultas a otros especialistas para lo cual también requerirá entrenamiento y la adquisición del hábito del trabajo en equipo, situación que se ve facilitada en nuestro hospital por la interacción permanente de diversas especialidades. Más allá de las consultas que se realicen, el residente de clínica médica tendrá que aprender que el médico clínico sigue manteniendo absoluta responsabilidad sobre las decisiones que se tomen con sus pacientes.

En otro orden de cosas, debe plantearse que todo acto médico genera costos que la sociedad en su conjunto paga. Los recursos que se consumen en ellos no pueden utilizarse para sustentar otra actividad potencialmente útil. Es por eso que el médico clínico debe asumir la responsabilidad que le corresponde como gestor de ese gasto social. Debe saber que en cada situación el gasto que se genera aplicando recursos diagnósticos o terapéuticos debe ser una variable presente en la toma de decisiones, sin olvidar que lo mejor para sus uppacientes no necesariamente es lo más caro. En nuestra residencia se dará suma importancia a este aspecto.

El accionar del médico debe ser consecuente con las medidas que tienden a preservar y promover la salud de la población en general. Debe comprender que él es un elemento más, ubicado en un lugar definido de un proceso en el que participan diversos actores vinculados por una estrategia definida de política sanitaria. Dentro de ese mismo concepto deberá comprender que la actividad médica es sólo un elemento de aquella. Que medidas ambientales (agua corriente, red cloacal, rutas seguras, trabajo en condiciones dignas, etc.) hacen quizás más por los índices sanitarios que la organización médica formal.

Justamente por lo expresado en los últimos párrafos es que el médico clínico que se forme en nuestro hospital debe capacitarse en Atención Primaria de la Salud con la suficiente profundidad como para ser un referente protagónico en las estrategias de la misma.

La enumeración precedente de los aspectos centrales de la problemática que debe afrontar un especialista en clínica médica nos permite deducir que éste necesita una formación sólida y ordenada, de acuerdo a objetivos que deberá cumplir en el contexto de un programa claramente desarrollado y periódicamente actualizado como el que proponemos.

El mejor sistema según se acepta mundialmente para lograr esta formación es el de Residencias Médicas. Éstas constituyen un sistema de educación profesional para médicos, con capacitación en servicio, a tiempo completo y estableciendo un plazo determinado para prepararlos para la práctica integral, científica, técnica y social de una especialidad, como las definió la Secretaría de Estado de Salud Pública en 1960.

Conceptos similares refleja la resolución del Ministerio de Salud N° 303/2008 que habla de formación integral de post-grado para el graduado reciente en las disciplinas que integran el upequipo de salud, ejercitándolo en el desempeño responsable y eficaz de la especialidad correspondiente, bajo la modalidad de formación en el trabajo. Esta misma resolución se refiere a un régimen de actividad a tiempo completo (no menor a 48 horas semanales) con dedicación exclusiva y mediante la ejecución personal, bajo supervisión, de actos profesionales de complejidad y responsabilidad crecientes.

Tomando lo antedicho como base, el Servicio de Clínica Médica presenta una actualización del Programa de Residencia de Clínica Médica de 4 años de duración que pretende dar respuesta a la necesidad de formación de recursos humanos que posean las competencias, habilidades, destrezas y cualidades humanas que la práctica de la especialidad demandan en la actualidad en nuestro país. Por lo tanto el fin del programa es formar especialistas en medicina interna con la más alta capacitación técnica y humana para abordar el manejo de todo tipo de patología en el paciente que se interna en sus aspectos diagnósticos y terapéuticos, como así también en todas las enfermedades médicas de manejo ambulatorio agudas o crónicas. Esto incluirá el aprendizaje de criterios de internación y de necesidad y oportunidad de consultas a otras especialidades.

Se subrayará desde el comienzo de su ejecución el concepto de salud como derecho a garantizar y el rol preponderante del conocimiento de las Políticas Nacionales de Salud y la inserción protagónica en las estrategias de Atención Primaria de la Salud.

En cada etapa de la implementación del Programa estará presente la importancia de aprender de una forma minuciosa, ordenada y progresiva los contenidos de la especialidad a través de la lectura, la práctica, la investigación científica y la relación armónica con todos los integrantes del equipo de salud, dentro y fuera del hospital.

Perfil del egresado

El médico egresado de la Residencia de Clínica Médica del Hospital Posadas estará capacitado para desempeñarse con eficacia y eficiencia en funciones relacionadas con la upespecialidad tanto en el ámbito de la internación y la medicina ambulatoria incluyendo la atención primaria de la salud y la atención de las consultas de urgencia de diversa gravedad. También será capaz de poner en práctica estrategias y tácticas de enseñanza de la especialidad para implementarlas en la formación de grado y post-grado.

Como se deduce de lo expuesto, su perfil será amplio y pluripotencial y es probable que con el paso de los años profundice algunas de las competencias adquiridas en particular o se dedique a alguna subespecialidad de la medicina interna. Lo importante es que al terminar la residencia tendrá una sólida formación que le facilitará la incursión más profunda en algunos de los aspectos mencionados.

A continuación se detallan más precisamente las actividades para las que estará perfilado el egresado:

  1. Sabrá construir una sólida relación médico-paciente sin descuidar los aspectos familiares y sociales del mismo.
  2. Estará en condiciones de conducir como médico a cargo las acciones necesarias a implementar para un correcto proceso diagnóstico y terapéutico de todo paciente con patología relativa a la medicina interna que se encuentre internado, interactuando con profesionales de otras especialidades, sin resignar la capacidad de decisión sobre las conductas adoptadas en la medida de lo razonable, y considerando las prioridades según la situación clínica del paciente.
  3. Estará capacitado para realizar ciertos procedimientos diagnósticos invasivos: toracocentesis, punción lumbar, paracentesis y colocación de vías para mencionar los principales ejemplos.
  4. Manejará criterios de internación y alta teniendo siempre en cuenta las condiciones socioculturales de sus pacientes, y podrá transmitirles a ellos y a sus familiares la información necesaria con claridad, veracidad y calidez humana.
  5. Estará capacitado para atender consultas externas de pacientes, motivadas por cualquier síndrome de la medicina clínica, especialmente los ocasionados por la patología de mayor prevalencia en un contexto de demanda espontánea como de consultorio programado de seguimiento, centrándose en el problema principal que motiva la consulta y determinado la oportunidad y necesidad de efectuar interconsultas.
  6. Estará formado para tratar en conjunto con los médicos de las especialidades quirúrgicas los aspectos clínicos de esas disciplinas, muy particularmente en lo concerniente al riesgo pre-operatorio y a las eventuales complicaciones post-quirúrgicas.up
  7. Sabrá cómo actuar ante situaciones de urgencia y emergencia en la internación y en el área ambulatoria, incluyendo el manejo de conductas de emergencia en la guardia externa y preparado para trabajar en ese ámbito en equipo con emergentólogos, cirujanos, etc.
  8. Por su capacitación en Atención Primaria de la Salud sabrá desarrollar planes de Promoción de la Salud en el primer nivel de asistencia y sabrá aplicar con sus pacientes los principios de prevención de enfermedades considerando los requerimientos necesarios para cada grupo etario.
  9. Estará familiarizado con técnicas de enseñanza de la semiología y la medicina clínica para los estudiantes de grado a partir de una concepción humanística y científica de la profesión, fomentando la lectura crítica de la bibliografía médica. También sabrá generar instancias de aprendizaje teórico y práctico con sus colegas recién egresados de la facultad o con poca experiencia en la especialidad, de acuerdo a una sistemática consistente en lograr objetivos de complejidad y dificultad crecientes.
  10. Conocerá sobre metodología de la investigación y principios de la Bioética como para participar en trabajos de investigación clínica en el área donde se desempeñe.( internación, ambulatorio, primer nivel de atención ).
  11. Estará capacitado para manejar indicadores de producción y calidad en salud, evaluación de recursos humanos y aplicación de Políticas de Salud Pública según los diferentes ámbitos donde le toque actuar como médico clínico.