Hospital Posadas FacebookTweeterTweeterIn
0800-222-4627 (L. a V. de 8 a 13 hs)
  • Clínica Médica
  • Otorrinolaringología
  • Oftalmología
  • Obstetricia
  • Ginecología
  • Dermatología
  • Traumatología
  • Pediatría

Acceso al Correo electrónico Institucional

Ingresar

Telefónicas
4469-9300

Vía web

Consejos para protegerse del Sol durante el verano 04/01/2017


El sol nos da beneficios, pero si nos exponemos sin protección, puede traer muchos riesgos. El daño provocado por los Rayos Ultravioleta es acumulativo, tanto proveniente del sol como de las camas solares. Las exposiciones reiteradas e indiscriminadas producen a largo plazo un envejecimiento prematuro, lesiones precancerosas y pueden producir cáncer de piel.

“Quienes se exponen o se expusieron al sol en forma excesiva, o hayan sufrido quemaduras solares importantes, tienen mayor riesgo de padecer cáncer de piel” destacó la Dra. Patricia Della Giovanna, Jefa del Servicio de Dermatología del Hospital Posadas.

Ya sea en la ciudad, en la playa, en la montaña o en la nieve, cuando se toma sol la piel queda expuesta a una luz demasiado intensa. “Cualquiera sea la actividad que se realice, es importante estar siempre protegidos del sol. Muchos no saben que las nubes permiten el paso de las radiaciones ultravioletas. No hay que olvidar que la arena, el agua y la nieve reflejan los rayos y aumentan su acción” comentó la Dra. Della Giovanna.

Sin una protección adecuada, el resultado suele ser una quemadura que provoca desagradables síntomas, como ardor, sensación de calor y picor. La quemadura solar puede afectar a muchas áreas del cuerpo, e incluso, puede llegar a producir síntomas generales como fiebre y/o náuseas.

Sin embargo, las lesiones provocadas por el sol pueden evitarse de forma sencilla si la exposición al sol es segura y se siguen algunas recomendaciones básicas.

Recomendaciones:

 

·         Usar sombrero de ala ancha, anteojos con filtro UV certificado, camisas con mangas largas, ponerse a la sombra de los árboles o sombrillas.

·         Evitar exponerse al sol entre las 10 y las 16 horas.

·         Usar en forma habitual cremas protectoras solares que bloqueen radiación UVA y UVB, de calidad reconocida y cuyo factor de protección solar (FPS) sea mayor a 30.

·         Aplicar en toda la piel 20 minutos antes de la exposición y renovarlo cada 2 horas con la piel seca o cada vez que uno sale del agua y se frota o seca la zona.

·         Los menores de un año deben estar a la sombra con ropa liviana y sombrero, evitando el sol directo y tomando abundante agua para no deshidratarse.

·         Usar una cantidad generosa de protector sin olvidar sitios como: orejas, empeines, labios, cuello, “pelada” de los calvos y tórax.

·         No olvidar usar protección solar al realizar deportes.

·         Cuidarse también los días nublados ya que la radiación atraviesa las nubes.

·         La arena, el agua y la nieve reflejan el sol y aumentan nuestra exposición a él.

·         Algunos fármacos (diuréticos, anti-inflamatorios, antibióticos, medicación cardiológica, etc.) pueden poner a la piel más sensible al sol.

 

 

“Es primordial conocerse, hacer el autoexamen en forma periódica. Si encontramos manchas nuevas o que se hayan modificado, debemos consultar al dermatólogo” remarcó la Dra. Della Giovanna.

 

El Sol y el cáncer de Piel

 

Signos más habituales que hacen sospechar un cáncer de piel:

 

·         Mancha rosada o rojiza, áspera al tacto y que se vuelven cada vez mas rugosa o escamosa. Se ve especialmente en las zonas de mayor exposición al sol: cara, dorso de las manos, labio inferior, cuello y orejas.

·         Aparición de bultos en la piel que crecen en forma sostenida en el tiempo.

·         Lastimaduras en la piel que no cicatrizan a pesar de un tratamiento correcto.

·         Herida en la piel, sangrante, costrosa, sin trauma previo evidente, que no cicatriza a pesar de un tratamiento médico adecuado.

·         Lunar que cambia de coloración (tiene varios colores), sus bordes se vuelven irregulares, es asimétrico y crece (generalmente de tamaño superior a 6 mm), pica o se inflama.

 

“A partir de los 6 meses de vida pueden utilizarse protectores solares. Estos cuidados deben mantenerse a lo largo de toda la vida” concluyó la Dra. Della Giovanna.

 

 

INFORMES:
Servicio de Dermatología
1º Piso Sector E
Tel: 011-4469-9300 
Interno: 5355

  • Compartir

Volver al archivo de Noticias

Videos